PÁGINA DE RECURSOS   En galego ►


CAPAS II. AL SÉPTIMO, POR FAVOR

La proliferación de herramientas y opciones en los programas de retoque los ha hecho más complejos sólo en apariencia. La verdad es que hoy podemos llegar a donde pretendemos por varios caminos diferentes. El manejo de la imagen por capas es un buen ejemplo, ya que casi todo se podría hacer sin éllas, pero proporcionan soluciones rápidas y una sorprendente flexibilidad.

En lo primero que vemos cómo funciona una capa es al moverla. Funciona como un objeto independiente. De hecho en PhotoPaint de Corel, se denominan objetos, y no capas. En PhotoShop se mueven con la herramienta desplazar.

Además de este movimiento, llamémosle horizontal, se pueden organizar verticalmente, es decir, en cualquier momento reorganizamos las capas decidiendo cuál tiene que estar encima o debajo de otra, moviendo directamente las entradas en la paleta correspondiente.

Gestión de capas
En Corel, como no podía ser menos, también se cuenta con los comandos clásicos de Organizar, mientras que PhotoShop aporta en su última versión la opción de crear conjuntos de capas. Otras alternativas se van acercando mucho en la capacidad de gestión de capas, como el Gimp o Paint Shop Pro, aunque este último en las versiones recientes presenta una paleta un tanto incómoda en comparación.

c
Paleta Objetos en Corel PhotoPaint. Su estructura
y la de PhotoShop o Gimp son muy similares

En las paletas no suelen faltar por un lado el selector de modo de fusión, el regulador de opacidad, los indicadores de visibilidad, enlace o recorte acompañando a cada capa y los iconos para crear nuevas capas, eliminarlas, añadir máscaras, efectos o capas de ajuste.

Algunas de estas funciones ahorran mucho trabajo. Enlazar capas por ejemplo significa vincular su posición, así que si movemos una de éllas, las enlazadas la acompañan.

Control sobre la visibilidad
Agrupar o fijar capas es una opción interesante que muestra una capa sólamente donde se superpone a la anterior, como si ésta fuese una ventana. Sirve para hacer efectos de silueta, de texto, o para que una sombra se proyecte sólamente sobre el objeto que está inmediatamente detrás.

c
c
Ejemplos de capas agrupadas: un paisaje que sólo es visible sobre la capa que contenía el halcón,
y la sombra de las tijeras que sólo se proyecta en la mano.

La zona visible de una capa también se puede delimitar mediante un trazado vectorial o una máscara de capa. La máscara es de momento el único medio para controlar diferentes niveles de transparencia en la misma capa, ya que el regulador de opacidad de la paleta siempre actúa globalmente. Lo mejor de la máscara es que podemos ocultar información sin eliminarla, así que siempre será recuperable y nos evitaremos el disgusto de haber borrado algo y arrepentirnos después. Además, al anotarse como canal, se puede editar fácilmente con herramientas de pintura e incluso con filtros.

Muchos de los efectos de realce de capas, como una sombra paralela, resplandor, etc. los proporcionan ahora los programas de forma automática. Estos estilos de capa se pueden además copiar y pegar de una capa a otra con un par de toques de ratón.

Transformaciones
Si ya el uso de capas supone un acercamiento al modo de trabajo vectorial, a ésto se suman las manipulaciones dimensionales de objetos que se pueden aplicar a las imágenes de píxeles. Son utilísimas para crear o corregir perspectivas, deformar, y otras modificaciones más simples como escalar, inclinar o rotar. En PhotoShop o Gimp se hace indistintamente sobre una capa o sobre una selección. En PhotoPaint tiene que ser un objeto (capa), y Paint Shop Pro convierte automáticamente en capa una selección cuando la transformamos.

c
En este ejemplo cada fotograma es una capa a la que se ha aplicado la perspectiva
con la función Transformar/Distorsionar. La sombra paralela de la película es un
efecto de capa automático, y el borde exterior se ha hecho con una máscara de
capa, a partir de una selección rectangular algo más pequeña que la imagen.
La máscara se ha desenfocado y modificado con el filtro Rizo.

Capas especiales
Hay que mencionar como casos especiales las capas de texto y las de ajuste. Al incorporar texto siempre se crea una capa independiente, para poder modificar parámetros propios de fuente tipográfica y estilo de párrafo. Si después se rasterizan ya no será editable el texto, pero no dependerán de la fuente y podrán ser tratadas como cualquier otra capa.

Las capas de ajuste (en PhotoPaint efectos de lente) son uno de los últimos avances en flexibilidad para el ajuste y retoque. Es un concepto sutil, que se propone preservar los valores de los píxeles sin cambios en la capa base y crear otra encima donde no se anotan los valores resultantes de un ajuste, sinó los cálculos del propio ajuste, de tal forma que el resultado es visible en presencia de ambas capas. Permite variar la opacidad en cualquier momento y no puntualmente como el comando Transición, y flexibiliza la aplicación de un ajuste a diferentes imágenes.

Estas capas suelen ir asociadas a un tipo concreto de ajuste tonal. Es mucho menos complejo, más operativo y flexible utilizar capas de ajuste superpuestas que combinar en una sola cálculos diferentes. En general afectan al conjunto de capas que tengan debajo, aunque se pueden fijar o agrupar para que sólo afecten a la anterior.

Combinar e acoplar
La estructura de capas también se puede replegar fácilmente, fundiendo dos o más en una sola. Hay comandos rápidos para combinar o fundir una capa concreta con la capa anterior o con el fondo, y otras posibilidades más libres con las que podemos seleccionar varias capas salteadas, normalmente por medio de la visibilidad o enlazándolas, y convertirlas en una sola con Combinar visibles o Combinar enlazadas. La orden Acoplar o Aplanar devuelve la imagen a una única capa, con la opción de descartar o no las que estaban ocultas, y suele ser el último paso antes de guardar la versión definitiva en un formato estándar.

 

PÁGINA DE RECURSOS   En galego ►
modos